Foto: UTA Tucumán

Mientras que la cámara que nuclea a los Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán  impulsa el aumento del boleto a $15,98 anunciando  a la vez, que  en los próximos días no podrá hacer frente al pago de sueldos con el aumento correspondiente y al medio aguinaldo, desde UTA Tucumán amenazan con un paro de colectivos.

Así lo manifestaron a través de su cuenta oficial de Facebook, en el marco de una publicación en la cual precisaron que si hasta el 18 de Diciembre no se hacen efectivos los pagos correspondientes, el 19 de diciembre habrá “Paro de Transporte“.

Por su parte, desde el sector empresarial local, aseguran que si el Concejo Deliberante capitalino no aprueba el aumento de la tarifa, ellos no podrán hacer frente a los compromisos salariales con los trabajadores. El problema central en este punto, radicaría en el hecho de que habiendo culminado el Concejo su período de sesiones ordinarias, solo puede aprobarse el aumento del transporte público urbano en el marco de una sesión extraordinaria convocada por el intendente capitalino, Germán Alfaro. En caso  contrario, el pedido recién será tratado cuando en el recinto retomen las sesiones ordinarias en marzo de 2018.

La advertencia de UTA, que si bien atiende a la defensa de los derechos de sus afiliados,  fue interpretada por distintos sectores políticos como una herramienta de presión conjunta con AETAT tanto para los ediles capitalinos como para el jefe municipal.

Con este nuevo capítulo, UTA Tucumán cierra un  agitado año en el cual, además de los ida y vuelta con los empresarios del transporte local, debió lidiar con el descontento de los trabajadores, producto de los acuerdos salariales que cerró el titular de UTA Nacional, Roberto Fernández, con las diversas cámaras de empresarios del transporte.

Anteriormente, en declaraciones a Gremiales Tucumanas, el Secretario General de UTA Tucumán, César Gonzálezhabía hecho referencia a los “despidos por goteo”, y al sistema de retiros voluntarios implementados en La Veloz del Norte, con un pago menor al 50% de las remuneraciones correspondientes. Además, con las llegadas de las Low Cost, el panorama para los trabajadores que prestan servicios para las empresas de larga distancia no sería el mejor.

Dejar respuesta