Si bien desde un primer momento los funcionarios del Gobierno Nacional se encargaron de aseverar que la Reforma Laboral ya había sido consensuada con la CGT, desde la central obrera, en distintos momentos, manifestaron con vehemencia discursiva el rechazo al proyecto impulsado por el Gobierno.

Pero finalmente, luego de una reunión en la Sociedad Rural, entre el Ministro Jorge Triaca y la cúpula sindical, desde el Gobierno decidieron oficializar los “consensos básicos” conseguidos para enviar oficialmente el proyecto al Congreso de la Nación. Rápidamente, a través de un comunicado, desde el Gobierno Nacional celebraron el entendimiento alcanzado entre las partes. “Luego del trabajo en conjunto que viene llevándose adelante con los representantes de cada uno de los sectores, se alcanzó el nivel de consenso necesario para enviar el proyecto de ordenamiento laboral al Congreso de la Nación para su tratamiento en las próximas semanas”, expresaron en el parte de prensa gubernamental.

Ahora resta que la cúpula de la CGT, en el marco de  una reunión de Consejo Directivo explique en detalles el acuerdo alcanzado. En ese contexto se especula con que la postura de  los dirigentes que rechazan cualquier cambio en la legislación laboral, pueda derivar en una ruptura de la central obrera. La postura del Secretario Gremial de la CGT, Pablo Moyano, será determinante para definir el futuro de la CGT unificada.

Dejar respuesta