Así lo manifestó el SubDelegado de UATRE Tucumán, Germán Ferrari, en el marco de una conferencia de prensa realizada para presentar formalmente la apertura del Merendero Divino Niño, en el Barrio 170 Viviendas situado en el Departamento de Lules.

“La apertura de comedores y merenderos son siempre un indicador de que la pobreza avanza y de que el pueblo tiene hambre. Que nosotros como sindicato, tengamos que salir a abrir otro merendero da la pauta de como está la cosa. Nosotros no renegamos de tener que movernos o salir de nuestra zona de confort para evitar que los chicos se mueran de hambre, más bien todo lo contrario, porque entendemos y creemos que solo el pueblo salvará al pueblo, pero claramente este cambio no está siendo para el bien del pueblo”, precisó Ferrari en relación a la apertura del segundo merendero que abrirán desde la Seccional de UATRE Lules.

En diálogo con Gremiales Tucumanas, Ferrari se refirió al posveneguismo actual,  a la alianza de UATRE con el Gobierno Nacional, y a las posibles disputas por la conducción nacional de UATRE, a mediano plazo.

Gremiales Tucumanas: ¿Cómo se explica que la UATRE sea un aliado del Gobierno Nacional, pero que a la vez tenga que salir a abrir merenderos?.

Germán Ferrari:  Que la conducción nacional de UATRE apoye políticamente al Gobierno Nacional, no quiere decir que todos los que formamos parte de UATRE creamos que las políticas que viene implementando el Presidente Macri sean lo mejor para el pueblo y los trabajadores. Nosotros entendemos que al ser dirigentes de UATRE estamos bajo una orgánica, pero también conocemos plenamente las necesidades de los territorios de los cuales provienen nuestros afiliados, y ante el hambre no podemos ser pasivos ni indeferentes. Cuando las estrategias cambian, por ahí los aliados estratégicos dejan de serlo. Hay que ver si UATRE sostiene esta relación política con el Gobierno Nacional, porque esa alianza surge de la necesidad que en su momento tuvo “El Momo” de buscar apoyo político. No hay que olvidarse que Venegas había sido perseguido durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

GT: Afuera de UATRE en el entorno de Venegas se disputan la herencia del Momo. ¿Qué pasa adentro de UATRE? ¿Hay internas o fisuras en la conducción?.

GF: Para nada. A quien le corresponde suceder a Venegas, es al compañero Ramón Ayala. El estaba de Secretario Adjunto, y el estatuto no tiene vacíos legales para que alguien pretenda hoy aspirar a conducir. Nosotros apoyamos al compañero Ayala y vamos a esforzarnos para que concluya este mandato de la mejor manera. Después, cuando se acerquen las elecciones habrá que ver si aparecen compañeros de otras seccionales que quieran disputar la conducción. Es natural que todos los dirigentes sindicales tengamos apetencias y anhelemos llegar a conducir el gremio del que formarmos parte, pero creo que básicamente, todos los dirigentes entendemos que este no es el momento para sacar el bastón de mariscal de la mochila. Sería incluso desleal quien apostara  a una ruptura de la UATRE, o a reclamar la conducción que hoy ejerce con legalidad y legitimidad el compañero Secretario General Ramón Ayala.

– GT: Cómo se interpreta en UATRE el escándalo surgido en torno a la disputa por la herencia de Venegas?.

– GF: Eso es algo muy relativo. Algunos dicen que se trata de una disputa sucesoria en términos legales, yo en lo personal lo enmarco en la visión antisindical que tiene el Gobierno Nacional. Este gobierno, le pega todo el tiempo a los sindicatos, a los trabajadores y a los sindicalistas, a veces con la mano de lana, pero la mayoría de las veces, con la mano de hierro. Desde el mismo Gobierno se maneja todo el aparato mediático que hoy sin ningún tipo de certeza sale a estimar de cuanto sería la herencia de Venegas. En ese sentido, creo que la avanzada antisindical del Gobierno Nacional incluye ensuciar la memoria del Momo.

Dejar respuesta