A través de un comunicado, el conjunto de trabajadores de la Secretaría de Adicciones que viene reclamando por el recorte del personal y la discontinuidad de sus contratos, afirman que el conflicto laboral no se ha resuelto.

En el documento, los trabajadores en estado de alerta, indicaron que las autoridades de la Secretaría de Adicciones decidieron dar marcha atrás con el ofrecimiento de 20 Contratos de Locación, que se habían destinado desde el organismo ministerial para paliar la situación. En ese sentido, los trabajadores denunciaron: “No nos han permitido firmar a los/as 20 compañeros/as y se han negado a dejar constancia por escrito que no se nos permitió firmar dichos contratos. La única respuesta que recibimos de parte de las autoridades fue que es una decisión política. A la vez se nos informó que por decisiones del Ministro Gabriel Yedlin se les ha ofrecido contratos, para realizar la labor que venimos sosteniendo en los barrios, a algunos/as referentes barriales”.

Luego, solicitando la apertura de una instancia formal de diálogo con el Ministro de Desarrollo Social, señalaron que la actual  relación contractual atenta contra los procesos de abordaje comunitarios y los vínculos construidos, argumentando que la labor en territorio está afianzada desde la presencia y constancia en el trabajo con los jóvenes y comunidad en general.

Para concluir, los trabajadores damnificados enfatizaron que el reclamo es por derechos laborales, por la salud comunitaria, de los jóvenes y los barrios, y no una maniobra partidaria.  A su vez, precisaron que el próximo jueves 5 de Octubre, realizarán una movilización para reclamar por la reincorporación de los 30 trabajadores.

Dejar respuesta