Sergio Palazzo y Pablo Moyano endurecen sus posturas mientras peligra la movilización de la CGT

379

A casi un año del congreso normalizador con el que se unificó la CGT nacional, la central obrera se encuentra transitando lo que parece ser su última etapa en el sostenido proceso de devaluación que viene experimentando desde aquella marcha caótica del 7M. Si bien, en el seno de la central obrera la diferencia de posicionamientos políticos en función de la coyuntura electoral se trataron de invisibilizar, las posturas encontradas en torno a los próximos pasos de la central obrera, amenazan con hacer estallar por los aires el triunvirato consensuado el 22 de agosto del año pasado.

Una jornada clave será el encuentro que mantendrán hoy los integrantes del Consejo Directivo Nacional, en las instalaciones de la sede de Azopardo al 800, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Allí el triunvirato liderado por Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, con el resto de los integrantes del Consejo Directivo realizarán un nuevo balance analizando las condiciones objetivas para determinar si se ratificará orgánicamente la movilización para el 22 de agosto, o si impulsarán nuevamente la desmovilización sindical.

Cabe recordar que el pasado 28 de julio se realizó en el microestadio del Club Ferrocarril Oeste, un plenario de Secretarios Generales, en el cual se formalizó el llamado a realizar un nuevo Comité Central Confederal (CCC), el cual venía siendo exigido por el referente nacional de los trabajadores bancarios, Sergio Palazzo. También en aquella oportunidad, algunos dirigentes sindicales señalaron la necesidad de avanzar hacia un paro nacional.

Ante la iniciativa de “los gordos” que pretenden bajar la marcha, quien abrió el paraguas ante los medios, fue el Secretario Adjunto de la CGT y titular de UPCN, Andrés Rodriguez quien en declaraciones a Radio El Mundo, adelantó que el consejo directivo de la CGT analizará la profundidad la realidad económica y social que aqueja a muchos sectores humildes, y después se resolverá en consecuencia. Al ser consultado sobre la iniciativa de un grupo de dirigentes que pretenden bajar la marcha, Rodriguez explicó: “Trataremos de unificar las opiniones a través de una síntesis que nos contenga a todos”.

Otro de los que explicitó su postura en favor de la marcha, fue el Secretario Gremial de la CGT, Pablo Moyano, quien además viene reiterando la necesidad de avanzar hacia una CGT unificada bajo la figura del unicato. En ese sentido, el dirigente camionero manifestó a radio La Red: “A fin de año, o principios de 2018, debería quedar un solo secretario general, como lo reclaman muchos sectores del movimiento obrero y también sindicatos que ahora están afuera de la CGT…es lógico que uno solo dirija, porque con el triunvirato cada vez que hay que consensuar algo, cada sector tiene su visión…”, expresó el sindicalista.

Finalmente, el bancario Sergio Palazzo reforzaría su postura aseverando que “No marchar el día 22 sería un mamarracho y un hecho insólito”. En ese sentido, el titular de La Bancaria, precisó que los gremios de servicios que decidieron no sumarse a la marcha estarían faltando a la decisión determinada de manera unánime en el último plenario de secretarios generales, que casualmente se convocó obrera para votar esa movilización.

Dejar respuesta